julio 11, 2011

"Un  transeunte" - K/C. 
Óleo y hueso sobre madera, 2011


Estación nocturna  


“Bajo la luz titilante de una estrella moribunda”
 T. S. Eliot

1
La noche es una fiera.
Escondido tras los lentes oscuros
quiero evitar el fuego que surten
las faldas de las mujeres,
la del lunar, sonríe, es casi una niña
terrible, voluptuosa
transita por la calle perfumada.
-¿A dónde vas?
- A ninguna parte.
Y a pesar de la ducha fría,
la carne no olvida.

2
Una morena de senos enormes
juega a lanzar un niño al aire,
una y otra vez,
hasta que no vuelve a bajar.
El hombre vestido de torero, espera,
“no significa nada si no tiene swing”
dice, y el niño sube más y más.

3
Atrás, la iglesia cerrada
donde el sacristán oficia con vino puro
que toma del extraviado
recostado en su lecho.
Pájaro remoto sorprendido por el vacío
cuando aún no rebrotaban
sus alas.

4
 Tras la puerta la imagen de un santo llora,
la música atrapa su llanto
y se lo lleva con el resto de sombra.

5
Perder un reino, dejarlo,
cambiar de ritmo,
olvidar tu fotografía en el muro
con un alfiler en el pecho, desnudo,
atravesado como por descuido.

6
Me abandono en la estación nocturna
con una mujer que ríe,
bebe de mi soledad y ya ebria
me muestra una cicatriz en el muslo
recuerdo de un capitán de navío
al que todavía espera...
Se tiende
y sus ojos reflejan la luna roja,
“venga”, dice 
me dejo tragar por su cuerpo de ballena
y pienso:
Qué más da otro poco de abismo
cuando de ti
nada me queda.

Incluido en: "Ab imo pectore / Antología personal", Caza de Libros, 2010.



Derechos reservados
© Carlos Castillo Quintero

0 comentarios:

Publicar un comentario

.

.
Haga CLIC sobre la imagen