Ir al contenido principal

RÉQUIEM

Iglesia Miraflores - DigitalArt



RÉQUIEM
In my begining is my end.

T.S. Eliot
a mi Madre

I.
Ella nació en diciembre, como tú.
Tenía los labios finos, 
el cabello arisco
irisadas las uñas, tristes,
y unos ojos que se atrevían 
a contender con la noche.

No conoció el mar, pero soñó con arrecifes 
con una ciudad submarina
de donde le llegaban cartas
y fuegos artificiales.
No supo de ti, pero te hubiera amado. 

Yo nací de su ombligo sin usura,
como los geranios 
o las begonias de sus manos 
o la tormenta de su cabellera 
o su anticipado cansancio. 

II.
Quizá tuvo miedo (se lo diría 
a su almohada) de sí misma, y de los otros
y de un aséptico juego de cubiertos
que desde un armario la recrimina, todavía. 

Quizá en alguna tarde de calor 
intentó el ocio (que el mundo 
caminara solo) mientras atendía 
al pícaro dragón
que bajo la piel le molestaba.

Quizá se procuró salidas 
y puestas de sol (tenía algo de bestial
y de miel en sus pezones)
porque como tú, 
estaba hecha de fuego.

III.
Ella murió en junio.
Sus pasos se repiten, huecos, 
en el patio de una casa 
que no fue suya (no fue nuestra)
y donde mi corazón la espera. 

De la ceniza de sus manos
renacen las flores que amó 
(como a su hombre) 
con un amor insensato.

En la plaza, un ocobo 
recuerda su sombra 
y la confunde 
con la de una mulata
que, como ella, 
fue princesa y 
fue olvido, y viceversa. 

* * *

De: "Sin el azul del día" - Premio CEAB, 2007

Derechos reservados
© Carlos Castillo Quintero


Comentarios

Entradas populares de este blog

Comer prójimo

"Mujer caníbal con niño" . Escultura de Lheonard Kern Por: Carlos Castillo Quintero

Prójimo. (Del lat. proxĭmus). m. Hombre respecto de otro, considerados bajo el concepto de la solidaridad humana.
Prójima. f. coloq. Mujer de poca estimación pública o de dudosa conducta.
DICCIONARIO DE LA REAL ACADEMIA
Que el mundo está lleno de envidiosos, intrigantes, resentidos y bellacos no es ninguna novedad; redescubrirlo, sin embargo, no deja de ser fastidioso. Me refiero a esa tropa de inútiles que están pendientes de quién tiene, hace, dice o escribe algo para escupir su ponzoña. A este asunto alude el filósofo Emile Cioran en una carta dirigida a su amigo y traductor Fernando Savater (fechada el 10 de diciembre de 1976), en la que sustenta por qué razón se niega a escribir sobre Borges, ese monstruo magnífico y condenado. Dice Cioran que el célebre escritor argentino “Merecía algo mejor. Merecía haber permanecido en la sombra”. Porque un autor al que todo el mundo cita, bien sea para apo…

Poemas de Leonard Cohen

Photograph: Joel Saget/AFP/Getty Images. Fuente; The Guardian

De "Flores para Hitler", 1964    
(Versiones de Antonio Resines)

* * *
15.  Has gemido alguna vez debajo de mí,
               Virgen de la Amnesia.
        He olvidado si te rendiste
                              y
déjame ser tu flamante juguete nuevo.
                     Soy el primero
en usar tus grilletes como si fueran
                        pulseras,
    espía y traidor número uno
en los campos del cuarto de la pensión.

* * *
32. Hago esta canción para ti,
Señor del Mundo,
que lo tienes todo,
menos esta canción.

* * *
71. Encerraron a un hombre
que quería dirigir el mundo.
Los muy idiotas
encerraron al que no era.

* * *
111. Cada hombre
tiene una manera de traicionar
a la revolución.
Ésta es la mía.

* * *
Narcissus

No conoces a nadie

"Bogotá Cuenta" 2011

"Bogotá Cuenta" 2011 nuevos escritores - nuevas voces - nuevas historias

Fundación Cultural Libro de Arena Universidad del Rosario - Feria del Libro 2011 Taller de Cuento "Ciudad de Bogotá" Instituto Distrital de las Artes, IDARTES y Gerencia de Literatura (Con el apoyo de Relata, Ministerio de Cultura y la Biblioteca Luis Ángel Arango).
Fecha: jueves 11 de agosto de 2011.